Tuesday, May 05, 2009

¿Y qué hago?

Me la mame, deje el congal desierto por más de 20 días.

La neta es que con este cagadero de la epidemias capitalina (ficción o no) y que nos tienen trabajando en nuestras casas no he tenido tiempo de poner nada pero bueno vamos a ver que sale.

De entre todos los status de facebook los que más me cagan son los de noticias personales tipo "Se que tronamos pero aún te extraño y se que la vida no será la misma con el espacio vacio del lado de tu cama"... verga pa cursileria!

Todo esto viene a colación por que me acorde de las muchas veces que trone con alguna mujer.

La verdad es que el 85,7% de las veces que esto sucedio me valio gorro, más que depresión me dio gusto que ellas tomaran la iniciativa de terminar con una relación que no tenia futuro alguno. Pero ustedes se preguntaran:

¿Cómo sabia yo que no tenian futuro?

Siendo bien honestos todos, hombres y mujeres que puedan leer esta madre. Todos sabemos cuando esa novia/o es realmente importante o no, si realmente nos gustaria que se quedaran para siempre o si preferimos que se vayan lejos y mucho pa'l carajo sin hacer mucho ruido.

Eso me pasaba muchisimo, más de lo que a mi depresiva personalidad le hubiera gustado.

Pero en una que otra ocasión me ocurrio todo lo contrario, yo no queria que se fuera por ninguna razon, pero me fallo como por 2 kilometros la pedrada.

Cuando conoci a la Hillary estabamos super chavitos y cuando digo chavitos es bien morritos. Cuando la vi supe que algo me pasaba pero no sabia que era, mi infantil cerebrito me decia hablale mis infantiles huevitos decian ni madres, mi infantil cerebrito me decia no seas puto y mis infantiles huevos le contestaban la vamos a seguir pero nada más cabron.

Estaba en el parque de enfrente de mi casa (si, en efecto vivo frente a un parque) dandole vueltas en mi bici nueva, cuando se aparecio ella, pelo rizado largo y castaño obscuro, no es que fuera la niña más bonita del mundo pero cuando la vi algo paso. Para no hacer el cuento largo, Dios escucho esa plegaria que le hice, "Diosito, quiero hablarle pero no se como" y en ese mismo instante...

HUEVOS!!! Azoto como perro en piso mojado. Me detuve a su lado y por primera vez en mi vida mi espiritu burlon no salio a relucir, no me rei ni nada por el estilo, le pregunte si estaba bien y desde ese momemento mi vida comenzo a valer madres.

No nos hicimos novio inmediatamente y tuvieron que pasar cosas como cuando le di una pedrada en la cabeza a una de sus primas para que llegaramos a ser novios.

De esta relación salen muchas historias, unas chusconas, otras cagadas pero las importantes resultan ser siempre dramaticas.

Tronamos en 3 veces, en total nos declaramos nuestro amor en 3 ocasiones, pero ustedes ya deben estar en el rollo de:

¿Qué tiene esto que ver con lo antes escrito?

Pues tiene que ver con que a pesar de que yo no queria que se terminara nunca esa relación, en el fondo y no tan escondido sabia que valdria madres tarde o temprano.

¿Cómo?

Facilicimo, tengan una vieja que este a su lado cuando se machuquen el dedo gordo de la mano y con lagrimas en los ojos diganle "Me duele mucho" y esperen a que ella les conteste "¿Y qué hago?" para darse cuenta que su relación valdra madres... pronto.

Así que please, no se azoten con la publicación de cosas que todos sabiamos.

Pronto más anecdotas de La Hillary y su perro, una historia de la vida real.

1 Comments:

Blogger Dr. Mille Miglia said...

jajajjajaja, y la verdad tienes razón con lo del apachurrón de pulgares, como me recordo a mi ex, algo me decía que la relación no marchaba a ningún lado.

8:33 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home